viernes, febrero 24, 2006

I wanna talk tonight...

Salió del club, el desierto urbano le atormentó hasta que llegó al habitual cruce de trabajo. Lucía un brillante vestido verde fosforescente, cuando un hombre la miró a los ojos; quizá el estaba mas ebrio que ella (cosa que era aun más benéfica); él sacó los billetes y ella se tomó de su brazo. Fueron al Palace. Dieron inútiles vueltas bebiendo limonadas y entraron al cuarto del hombre. La sentó, pudo ver la guitarra, el Jack Daniels casi vacío y otro esperando. –…Want some?—. Ella accedió, notó como él a pesar de tanto alcohol tenia una resistencia temible (o quizás un ensimismamiento).

Tomó la guitarra. –play something. “Shut up” intento cantar algo que era apenas descifrable; quizá la goma de mascar que estorbaba. Le recriminó su enojo, le pregunto que quería; de hace tiempo empezó a sospechar sobre su conducta. Él no contesto, tenía la mirada perdida. —you are looking really bad. “Something is hurting me right between the eyes”. No importaba todo el lujo, ese lugar era una pocilga. Salieron, caminaron por aquel desierto ruidoso y llegaron hasta donde ya no brillan esas luces. Le mostró su viejo vecindario, su vieja casa, le contó que era lo que ella quería de la vida y que obtuvo. Le hizo saber lo afortunado que era, el valor de una familia aún con lo problemática que fuera. Él lo creyó todo. En estas conversaciones transcurrieron horas sin que pudieran darse cuenta. —Now all your drems are made of strawberry lemonade. Volvieron caminando hasta el hotel. Él le dijo que tenia que irse, debía volver a su lugar, a la derecha de un escenario, a la izquierda de su hermano en el foco del mundo. —but, i´ll be back another day.

Esa ciudad hace ancer amigos tan fugazmente, que su genesis puede durar solo una noche. Siempre con la promesa de volver de vez en cuándo para hablar toda la noche, hasta la luz del alba, acerca de cómo salvaron sus vidas y asi ver como son juntos.

Estas palabras de despedida le llegaron tiempo después de su partida, en un disco: “The Masterplan” de Oasis.
Talk Tonight
Sittin' on my own
Chewin' on a bone
A thousand million
Miles from home
When Something hit me
Somewhere right between the eyes

Sleepin' on a plane
You know you can't complain
You took your last chance
Once again
I landed, stranded
Hardly even knew your name

I wanna talk tonight
Until the mornin' light
'Bout how you saved my life
You and me see how we are
You and me see how we are

All your dreams are made
Of Strawberry lemonade
And you make sure
I eat today
You take me walking
To where you played
When you were young

I'll never say that I
Won't ever make you cry
And this I'll say
I don't know why
I know I'm leavin'
But I'll be back another day

I wanna talk tonight
Until the mornin' light
'Bout how you saved my life
(You saved my life)
I wanna talk tonight
(I wanna talk tonight)
'Bout how you saved my life
(I wanna talk tonight)
'Bout how you saved my life
(I wanna talk tonight)
'Bout how you saved my life
(I wanna talk tonight)

'Bout how you saved my life
(I wanna talk tonight)

I wanna talk tonight
I wanna talk tonight
I wanna talk tonight

2 comentarios:

Fernando dijo...

Debo comentar que esto deriva de escuchar constantemente esta cancion y de estar emocionado por la visita de "la banda mas grande del mundo". Es una ficcion como todos mis cuentos (salvo el "post" de la mata-viejitas y el del Pais Secreto "existe señores se que existe"). Quiza el "32" de marzo me de cuenta que no era para tanto pero mientras "definitely maybe i wanna talk tonight.

Se dice que esa cancion fue inspirada por una prostituta en las Vegas mientras Noel se decidia a regresar a la banda.

Margo Strega dijo...

Hola Fernando, bien por tus letras. No conozco la canción, pero después de leerte querré escucharla. Buscaré quien la tenga para que me la pase. Te mando saludos,
Margarita